Obispo considera que la denuncia por pederastia presentada en su contra es “falsa” y responde a una “venganza”

El obispo católico de la diócesis de Arecibo (norte de Puerto Rico), Daniel Fernández Torres, consideró hoy que la denuncia por pederastia presentada en su contra ante una congregación del Vaticano es “falsa” y responde a una “venganza”.

 Obispo

El sacerdote se defendió de esas acusaciones en un comunicado de prensa, en el que dijo que, como líder religioso, ha tenido que tomar “decisiones difíciles” en algunos momentos desde que asumió su cargo actual el 17 de septiembre de 2010.

Fernández Torres aseguró que “jamás” imaginó que las acusaciones en su contra, que considera que están relacionadas con el cargo que ocupa, “pudieran llegar hasta el punto de la calumnia y de la vil mentira”.

“Tengo mi conciencia tranquila, pues sé que la acusación es falsa. Le pido a los fieles sus oraciones para que el Señor me dé la fortaleza para soportar todo lo que Él, en su divina providencia, ha permitido y que pronto la verdad salga a la luz”, dijo.

Agnes Poventud, la abogada que representa a la persona que denunció al obispo, de la que no se ha dado detalle alguno, dijo a la emisora de radio Noti Uno que su cliente presentó una querella contra el religioso ante la Congregación de la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, sin dar detalles de las acusaciones.

Esta no es la primera vez que el nombre del obispo sale a relucir en acusaciones de pederastia, aunque hasta ahora nunca se le había implicado personalmente.

El año pasado su nombre resonó en la investigación que se realizaba en República Dominicana contra el hoy exnuncio en ese país y en Puerto Rico, el polaco Joséf Wesolowski, por prostituir a menores.

@Venprensa – Globovision.

A %d blogueros les gusta esto: