Santos investigará las escuchas ilegales contra los negociadores de paz en La Habana

Un artículo periodístico reveló que las llamadas telefónicas de la delegación del Gobierno eran espiadas. El mandatario de Colombia calificó la situación de “inaceptable” y sostuvo que son intentos de saboteadores para frustrar el diálogo con las FARC.

SANTOS COLOMBIA

El presidente de ColombiaJuan Manuel Santosordenó la inmediata investigación del supuesto espionaje del Ejército contra los negociadores de paz del Gobierno en La Habana, algo que fue revelado este martes por un artículo de la revista Semana.

“La información que ha surgido de que estaban haciendo inteligencia a funcionarios del Estado, específicamente a los negociadores de paz en La Habana, es totalmente inaceptable“, sostuvo Santos durante una rueda de prensa, tras reunirse de urgencia con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

He dado instrucciones perentorias al ministro de la Defensa para que investiguen hasta el fondo esta situación, hasta dónde ha podido llegar, quién ha estado detrás de esto, quién está interesado en grabar a nuestros negociadores de paz, qué fuerzas oscuras están detrás de esto, si hay ruedas sueltas en inteligencia del Ejército, a quién le están informando”, señaló.

El mandatario lo atribuyó a “fuerzas oscuras que están intentando sabotear el proceso de paz”, como los diálogos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que fueron inaugurados en noviembre de 2012 en la capital cubana.

De acuerdo con Semanasectores del Ejército habrían instalado desde 2012 una oficina para interceptar ilegalmente comunicaciones de diversas personalidades; entre ellas, los negociadores gubernamentales con las FARC en La Habana: Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo y Alejandro Eder. La ex senadora Piedad Córdoba y el diputadoIván Cepeda también habrían sido espiados.

El caso del escándalo de las “chuzadas” se encuentra ya bajo investigación de la Fiscalía, que hace diez días incautó equipos de cómputo en un allanamiento realizado en Bogotá, según confirmó este martes a la agencia de noticias AFP una fuente de ese organismo.

Por su parte, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe -quien mantiene una postura abierta en contra de los diálogos de paz- tomó distancia del supuesto espionaje. “Este gobierno, especializado en la corrupción de ocultar, tiene que decirle la verdad al país sobre esa agencia de espionaje”, manifestó. “La mayor corrupción de este gobierno es ocultar, es distraer a la opinión, es poner cortinas de humo”, agregó el candidato a senador.@venprensa-Infobae.

A %d blogueros les gusta esto: