Parlamento autorizó a Putin a invadir Ucrania “por la amenaza que pesa sobre los rusos”

  • Vladimir Putin desoye los pedidos de prudencia y quiere ocupar Crimea

Vladimir Putin solicitó al Consejo de la Federación, que es la cámara alta del parlamento ruso, que apruebe “el recurso al ejército en Ucrania hasta la normalización de la situación política en ese país”.

“Debido a la situación extraordinaria en Ucrania y de la amenaza que pesa sobre la vida de los ciudadanos rusos, de nuestros compatriotas, de las fuerzas armadas rusas desplegadas en Ucrania”, sostuvo el mandatario a través de un comunicado del servicio de prensa del Kremlin.

PUTIN CON LA MIRA EN INVADIR UCRANIA
PUTIN CON LA MIRA EN INVADIR UCRANIA

Necesitó sólo un par de horas para que el Consejo le diera lo que pedía. Ahora sólo queda esperar a que las tropas rusas se trasladen hasta Crimea.

El anuncio llega días después de que, producto de la crisis política que lleva tres meses, fuera destituido el presidente Viktor Yanukovich, un histórico aliado de Rusia. La conformación de un nuevo Gobierno que propone acercarse a la Unión Europea y a Occidente puso en alerta a los ciudadanos de Crimea, que si bien pertenece a Ucrania, son en su mayoría de origen ruso.

PUTIN CON LA MIRA EN INVADIR UCRANIA
PUTIN CON LA MIRA EN INVADIR UCRANIA

Kiev acusó a Rusia de lanzar una “invasión y ocupación militar”

De hecho, la presidenta de la cámara alta rusa, Valentina Matvienko, dijo que Rusia podría desplegar tropas adicionales para ayudar a proteger a la población local de las nuevas autoridades ucranianas. La península es una región estratégica para Rusia, ya que acoge una importante base naval.

En Kiev, el gobierno interino ya había acusado a Rusia de lanzar una “invasión y ocupación militar”, después de que tropas descritas como rusas tomaran posiciones fuera del parlamento regional, aeropuertos y otras instalaciones clave.

 

Pero la postura del primer ministro de Crimea, Sergei Aksenov, es absolutamente solidaria con Rusia. Horas antes del anuncio de Putin,había solicitado su asistencia para mantener la paz en la zona.

El mapa (gentileza de The New York Times) muestra la división territorial y étnica de Ucrania. En occidente predomina el naranja, que simboliza a quienes tienen al ucraniano como lengua materna, mientras que en las zonas orientales, especialmente en Crimea y Luhansk, prevalece el celeste, que denota a quienes tienen al ruso por lengua materna

Desde principios del Siglo XX la península de Crimea es objeto de disputa entre Rusia y Ucrania. Empezó a formar parte de lo que entonces era el Imperio Ruso en 1783, luego de que las tropas del zar derrotaran a los tártaros, pertenecientes al Imperio Otomano, los anteriores ocupantes.

 

 

Tras la revolución rusa de 1917, Ucrania se convirtió en una de las Repúblicas Socialistas que conformaron la Unión Soviética (URSS). Crimea pasó a ser una República Autónoma dentro de la unión de países.

Pero en 1954, Stalin decidió expulsar a los tártaros de Crimea por haber colaborado con el nazismo en la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, dejó de tener el estatus de república y pasó a formar parte de Ucrania.

Con la disolución de la URSS en 1991, y la declaración de la independencia de Ucrania, la península volvió a convertirse en un botín de guerra entre el nuevo estado y Rusia.

En 1992 el Soviet Supremo ruso anuló el tratado por el cual Crimea se incorporaba a Ucrania, y la volvió a declararRepública Autónoma. De todos modos, Ucrania logró mantenerla dentro de su territorio, aunque como una región con considerable autonomía. Desde entonces empezaron a sucederse los intentos secesionistas, pero todos fueron derrotados por el Gobierno central.

Si el conflicto por Crimea entre Rusia y Ucrania no había estallado hasta este momento fue porque desde 1991, la mayor parte de los presidentes ucranianos tuvieron una postura pro rusa. Y los que no, como Víktor Yúshchenko, líder de la Revolución Naranja y mandatario entre 2005 y 2010, no habían llegado demasiado lejos en la intención de cortar el cordón umbilical con Moscú.

 

Pero las masivas movilizaciones que comenzaron en Kiev a fines de 2013 contra la decisión del presidente Yanukovich de rechazar un acuerdo de asociación con la Unión Europea, provocaron un inédito despertar europeistaen la mitad occidental del país, donde los rusos fueron siempre minoría.

El anuncio hecho en las últimas horas por el Kremlin es casi una declaración de guerraTras las decenas de muertes causadas por la represión y la persistencia de las protestas, Yanukovich debió abandonar el país, y con él los representantes más encumbrados del Partido de las Regiones, histórico aliado de Rusia. La asunción de un gobierno provisional opositor y marcadamente pro europeo generóincertidumbre entre los rusos de Crimea y, más todavía, en el Kremlin, que teme perder un importante aliado.

Por eso, una de las primeras decisiones tomadas por las autoridades de la península fue la convocatoria a un referendum para aprobar un aumento en la autonomía respecto del Gobierno central. Esto fue acompañado por la decisión de Putin de desplegar a las tropas rusas apostadas en Ucrania y ubicarlas para “defender” ciertos puntos estratégicos de posibles embates por parte de Kiev.

Si la situación era ya suficientemente tensa, el anuncio hecho en las últimas horas por el Kremlin, por el cual el Parlamento lo autorizó a enviar más tropas desde Rusia, es casi una declaración de guerra. Con el agravante de que un día antes Barack Obama, presidente de Estados Unidos, había advertido que Rusia no debía intervenir.@VenprensaInfobae.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: