Con machetes en mano y barricadas se defienden en Bolívar de saqueadores y robos (+ Imágenes)

Los saqueos dejaron a los bolivarenses sin comercios para abastecerse de comida y dejaron al desnudo la frialdad con la que muchos participaron de los robos a los locales.

BOLIVAR SAQUEOS DEFENSA

En Ciudad Bolívar se reportó que 90% de los negocios que suministran alimentos fueron saqueados; uno de los supermercados más antiguos de la ciudad no quedó exento.

 BOLIVAR SAQUEOS DEFENSA

El Súper Baratón fue violentado el sábado en la tarde: asaltantes tumbaron la santamaría y las rejas que protegían el supermercado y un grupo logró entrar para llevarse y destruir todo lo que estaba a su paso, desde la mercancía en los anaqueles, pasando por depósitos y cavas, hasta el mobiliario de oficina, según denunció Paolina Giorgianni, socia del local.

“La gente que entró no era por hambre, porque había gente con vehículos lujosos montando lo que podían en sus carros, en motos. Una cosa es contarlo y otra cosa es ver cómo quedó, lo que era y lo que dejaron”, relató Giorgianni.

Lo que pudieran

No se conformaron con la mercancía, cajas registradoras, pesos, rebanadores, computadoras, sumadoras, contadoras de billetes: el domingo en la mañana, luego de que los dueños reforzaron la entrada del local con soldadura, entraron nuevamente a romper y llevarse lo poco que había quedado como un lavamanos y motores de las neveras que no habían podido cargar.

“¿Si pensamos abrir nuevamente? Es una pregunta bien difícil, había una inversión demasiado grande, adicional al dolor del esfuerzo de años de sacrificio de mis padres, es un negocio de tradición familiar. Además, se están quedando 69 personas sin trabajo… si me preguntas ahorita en frío: no abrimos. No abrimos porque el daño fue muy grande, la inversión es muy cuantiosa para volver a empezar”, lamentó.

Para los bolivarenses es motivo de angustia: la ciudad se quedó sin comercios que la surtan de alimentos. Este domingo, muchas familias viajaron hasta Soledad y El Tigre, estado Anzoátegui, para poder abastecerse de comida.

Las pérdidas son incalculables, con la situación del país los comerciantes no están en condiciones para comenzar de cero

La otra cara de la moneda

“Si tú hubieses tenido la oportunidad también agarras algo”, afirma Erasmo, un ciudadano que intentó ser parte del saqueo al supermercado Súper Baratón, pero cuando llegó ya no quedaba nada.

Pero no se fue con las manos vacías a su casa, pues en el mismo sector había un comercio chinoal que pudo entrar. “Lo primero que vi fue un saco de Perrarina y lo abracé, di golpes para que no me lo quitaran, salí de ahí con 16kg de azúcar, pero solo me quedé con cuatro porque los demás me los robaron, y ya revendí dos kilos, también saqué media caja de refrescos de bombonita”, contó, orgulloso, su hazaña, e indicó que no se sentía mal porque “a esos chinos había que acabarlos”.

La defensa del hogar

Este domingo, en Ciudad Bolívar, a pesar del segundo día del toque de queda, la tensión continuó, especialmente en Los Próceres, Vista Hermosa, El Perú y La Paragua.

El pánico se originó por un rumor persistente: grupos armados, en vista de que ya no había negocios para saquear, irían por las casas y por los apartamentos.

La sensación de anarquía, atizada por los rumores de renuncia de Francisco Rangel Gómez como gobernador, llevó a muchos a armarse y a montar barricadas para esperar el ataque de cualquier invasor.

Hasta la madrugada, no se habían confirmado casos de saqueos en zonas residenciales. Salvo en las residencias Las Flores, de la parroquia Agua Salada, donde un grupo fue repelido por los vecinos.

Lo demás, en el día, fue de gente armada, detonaciones y rumores: pues todo ha sido, en gran parte, también rumor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *