ENTRE LÍNEAS: El tic tac del elector

Desde ya, en Carabobo las cartas están echadas. Nada más que decir y nada menos que esperar, de lo ya visto o existente. Nadie requiere ni un argumento más, para convencerse de participar o no. ¡Salgamos a votar! No para complacer egos colectivos, ni particulares, si no para evitar que la manipulación del régimen, convierta este proceso en la caja griega de Pandora. Seamos coherentes hasta para manifestar nuestro odio o rechazo y no presionemos el dedo, en botones de autodestrucción, sólo por un sentimiento pasajero de frustración. Tenemos este domingo 15 de octubre, una gran oportunidad, para demostrar al mundo, el porque de tanta violencia y represión por parte una minoría enquistada en poder, en contra de la inmensa mayoría de venezolanos que pedimos una transición en paz y por los canales democráticos.
Este 15/O comenzaremos a extirpar ese tumor llamado “socialismo” en Venezuela.

La Osadía del ignorante

 

 

Fue entretenido ver la campaña bufonizada del señor Lacava, aquel que una vez abandonó su responsabilidad y compromiso con Pto Cabello. Quisiéramos, pero seguramente no podremos, saber a viva cuenta, que misterios le obligaron como para tener que venir, desde la excelsa comodidad que el socialismo le proporcionó en Europa, para asumir una  campaña, que lejos de conquistar el favor del pueblo, fue toda una epifanía en honor a los 3 Reyes magos de Miraflores. Quedará para los analistas, consultores y demás profesionales en la materia dilucidar semejante enigma.

 

Con la barba en remojo

Es imposible evitar el acercamiento de personas, que obviamente, dan por sentado el adelanto del proceso eleccionario para las alcaldías del país, sin lugar a dudas las fechas siguen siendo cambiantes, lo que ya no cambia, es la necesidad obligatoria del gobierno, en mostrar al mundo cada unos de estos procesos. Lo demostrado en las pasadas primarias de la oposición tiene muchas lecturas, pero lo preponderante en todos los análisis, es lo sucedido de manera reiterativa en los estados Zulia, Táchira y Yaracuy. Donde a continuación lo explico, de forma breve y singular.
En el Zulia, la alcaldesa de Maracaibo, a pesar de ostentar ese poder, como la autoridad y administradora de la principal alcaldía del país, no pudo vencer el aparato partidista, de la coalición organizativa y emocional de los partidos emergentes PJ y VP, entre otros, en favor a Juan Pablo Guanipa… En Táchira, el estudiante diputado Requesens, con su brillo parlamentario y bregador, volaba en los números frente a sus adversarios opositores, entre los cuales estaba una alcaldesa y esposa de un preso político, la cual tampoco con esa estructura empleadora y emotiva de lo que está significaba, pudieron evitar el triunfo arrollador por parte de la maquinaria organizativa adeca, con su abanderada Leydi Gómez. En Yaracuy, el independiente Biagio Pillieri, tenía más de 25 puntos de ventaja en las encuestas, sobre Luis Parra de PJ, sin embargo, el día del proceso, no pudo imponerse, sobre la disciplina partidista y movilizadora de los aurinegros.

Así que por todo lo acá expuesto, desestimó y echo por tierra, todos los burdos y onomatopéyicos blofeos que a diario y ya de manera agónica y desesperada, realizan ante cualquier instancia algunos funcionarios, que ven cada vez más oscura su posibilidad de retener el título, para sus lucrativas oficinas. https://twitter.com/Venprensa – SNNV – @AROJASMONTI


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *