CASTELLANO PURO: Del Buen Hablar

1) Aparador o seibó:

La oportunidad se presenta ideal para despejar una importante duda, pues por costumbre denominamos ciertas cosas de manera mecánica al punto que la consideramos de correcta expresión, cometiendo el desliz de no haber consultado su comprobación previamente en el diccionario. Al respecto, vale la pena acotar que, por ejemplo, uno de los componentes del mobiliario de la sala comedor de cada casa nuestra suele ser el consabido “aparador”, el mismo que consiste en ser un objeto que sirve para guardar o
contener lo necesario para el servicio de la mesa. No obstante, en nuestro país,  y sólo en nuestro país, solemos denominarlo “seibó”, escrito así con “s” como corresponde. De allí que resulte errado para nosotros manifestarlo con “c” (ceibó), tal como general e incorrectamente leemos hoy en día en los algunos escritos.

 

 


2) Símbolo arroba (@):

Se observa muy a menudo, casi como una expresión gramatical permisiva, cómo el símbolo arroba (@)  stá siendo utilizado en lugar de las letras “a” y “o” como recurso gráfico para integrar en una sóla palabra el sexo o los géneros masculinos y femeninos.

Cabe decir que el signo de marras, tal como es expresado, no es una letra y, por consiguiente, su uso en este caso es normativamente inadmisible. Su empleo lo podemos observar cotidianamente en la expresión, por ejemplo, “Día del Niñ@”, empleada por neófitos para significar ambos sexos, cuando en realidad, en estos casos, la contracción “del” solamente es válida para el masculino “niño”, no para el femenino “niña” que requiere del artículo determinado “la” para su especificidad gramatical determinante.

En consecuencia, debe tenerse muy presente que dicho símbolo @ no es un signo lingüístico como para que pueda estar o ser incorporado con propiedad al alfabeto castellano. De ninguna manera. Se usa en el correo electrónico, precisamente, porque sus creadores buscaban algún signo propio y característico que no tuviera empleo regular o cotidiano en el lenguaje normal. Fuera de este ámbito, su empleo bajo cualquier tipo de escrito no es la mejor idea de expresarse en nuestro idioma español.

 


¡A QUE NO LO SABÍAS? – 18°

ARTEJO: Así también son llamados los nudillos de los dedos.-@venprensaNelson Barreto Herrera.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: